La Fuga de su Esposa Prisionera Capítulo 46

La Fuga de su Esposa Prisionera Capítulo 46

Capítulo 46

Zulema solo pudo admitir con resignación: “Si, no te equivocas“.

“Tu negativa a hacerte análisis de sangre también era para proteger a ese niño, ¿verdad?“.

“Si“. Cada confesión de Zulema era como echarle leña al fuego.

“¿De verdad crees que no me atrevería a quitarte la vida? ¡Zulema, no te sobrevalores!”

Zulema levantó la cabeza desafiante: “Nunca lo pensé así. Vamos, Roque, hazlo, mátame ahora mismo“. Ella cerró los ojos, sabía que una vez el niño fuera descubierto, su final estaria cerca. ¿Qué clase de hombre era Roque para tolerar la más mínima traición? Él no soportaba ni un grano de arena en su zapato!

“Bien, qué valiente eres. La mano de Roque se apretaba cada vez más: “¿De verdad piensas que te mantengo a mi lado para torturarte dia y noche y por eso no tengo el coraje de acabar contigo? ¡Te atreviste a engañarme!“.

El aire de sus pulmones se iba comprimiendo lentamente, y la respiración de Zulema ya no era fluida, su cerebro comenzaba a sufrir falta de oxigeno, y si eso seguia asi, en menos de veinte segundos, ella moriria. Moriria a manos de Roque, cuando pensó que su vida terminaria alli, él de repente la soltó.

El aire inundó sus pulmones, y ella tosió violentamente, sintiendo un dolor en todo el pecho.

“No, Zulema, no deberías morir asi, la voz de Roque parecia venir directamente del infierno. “Deberias ver con tus propios ojos cómo ese niño que tanto quieres proteger es arrancado de tu cuerpo.

Ella abrió los ojos de par en par.

“Cinco semanas, probablemente todavía no esté formado, solo es un pequeño embrión“.

“Roque…“, la voz de Zulema temblaba. ¡Eso era demasiado cruel!

“No importa“, él sonrio maliciosamente. “Incluso si es solo un pequeño embrión, puedo hacer que el doctor lo extraiga completo, para que tú veas bien, qué aspecto tiene este producto del pecado“.

Él no tendria compasión, sino que queria castigarla de la manera más terrible.

“¡Mátame, Roquehazlo ahora!.

“Primero me ocuparé de este niño, y luego será tu turno“. La malicia de Roque parecía consumirla por completo.

Zulema no se atrevía a imaginar esa escena, una pequeña vida, siendo forzosamente extraída de su cuerpo para que ella lo viera. Eso seria más doloroso que la muerte misma.

El coche se habia detenido en algún momento frente a Villa Aurora, y el chofer ya se habla ido silenciosamente, sin

atreverse a respirar siquiera.

estaba ilus

Dentro del coche, la tensión era palpable, fuera, todo pero nadie se atrevía a acercarse al vehículo.

“Zulema, ¿de quién es ese niño?“, Roque se enderezó, con una expresión gélida.

Ella negó con la cabeza.

“¿No quieres decirlo? No quieres decirme“. Él se rio con desden: “Puedo adivinarlo, es de Facundo, ¿verdad?“.

Zulema negó: “¡No es éll ¡No es suyo!“.

“Cuanto más lo niegas, más demuestra que el niño es suyo“.

“¡No es verdad!.

Roque preguntó: “Entonces dime¿quién es el padre del niño?“.

“Es… ¡Pero ella ni siquiera lo sabia! Qué irónico, tanto esfuerzo por proteger a un niño cuyo padre había estado ausente todo el tiempo. Sola en la batalla, como siempre, quizás, la vida de una mujer era una lucha solitaria.

“No sé quién es él“. Zulema respondió: “Ni siquiera vi su rostro

Roque se burló: “Qué buena eres mintiendo. Sigue asi, a ver qué tan absurdas pueden ser tus mentiras“.

“Es la verdad! ¡No hay ni una mentira en lo que digo!“.

“¿No sabes quién es y aun así te acostaste con él?“.

Zulema apretó los dientes, invadida por la humillación, peor aun así dijo: “Fui engañada…”

“Fuiste engañada“. Roque la interrumpió con tono cortante: “Eres inocente, eres pura, eres limpla, ¿verdad?“. Al terminar de hablar, él tiró de su cabello y la acercó a su rostro: “Cinco semanas de embarazo. Zulema, en ese momento. estabas en el sanatorio mental. Dime, ¿con qué hombre te revolcaste all?“.

Ella no tenía fuerzas para explicar: “En serio no lo hice“.

*¿O será que en el sanatorio eras la mujer de todos, intercambiando tu cuerpo por un poco de paz para seguir viviendo?“. Él habia pensado antes que ella era como una flor que surgia pura y limpia del lodo, llevaba consigo un alre 

de inocencia.

¡En ese momento, al pensar en ello, qué gran mentira era aquello! ¡Casi lo engañó a él también!

Zulema mordió su lengua, utilizando el dolor para mantenerse lúcida: “Ya te lo dije todo. Solo fue esa vez, esa noche, no sé quién era ese hombre, el tal vez ya ni se acuerde de mi. Si no me crees, no hay nada que pueda hacer“.

**Como si fuera a creer tus palabras!“. Roque abrió la puerta del coche, saltó fuera y tiro de Zulema con él, ella casi se arrastraba por el suelo, pero él no tuvo compasión alguna, la arrastró por el suelo, ella intentaba ponerse de pie, pero no podia seguir su ritmo y caia una y otra vez. Aun así, Zulema protegia firmemente su vientre con su otra mano.

Ellazo familiar pesa mucho, pero cuanto más hacia eso, eso enfurecia a Roque más. Un hijo no deseado, y ella lo valoraba más que su propia vida!

“¿A dónde me llevas?”, le preguntó Zulema al ver las puertas de Villa Aurora. “¿Acaso al hospital?”

“Correcto, Zulema, ahora mismo, en este instante, vas a abortar ese niño que llevas dentro“.

¡Roque no podia esperar ni un segundo más! Solo sentia que su cabeza se habia convertido en un campo verde lleno de amargura. Zulema, esa mujer, no merecia vivir ni mil veces!

“No, yo no voy!“. Zulema comenzó a luchar ferozmente, resistiendo..

Aunque Roque la arrastraba, ella trataba de clavar sus manos en el suelo para detener su avance. Pero su fuerza, ¿cómo podría compararse con la de él? Sus uñas se rompieron de tanto forcejear, pero aun así no conseguia detener el paso de este.

“No, por favor, Roque… no…“, Zulema gritaba desesperada.

Los guardias de seguridad, los sirvientes y Poncho solo podían quedarse de pie a lo lejos, sin atreverse a intervenir. ¡En esos momentos, quién seria tan valiente para provocar al tigre!

Justo cuando estaban a punto de salir de Villa Aurora, de repente, las luces de un coche parpadearon y un vehiculo se

acercó lentamente.

Era un coche de los Malavé.

Roque se detuvo, y al verlo, Zulema rápidamente se puso en pie.

El coche se detuvo y Claudio bajó apoyándose en su bastón, viendo a la pareja, dijo con una sonrisa: “Qué coincidencial encontramos aqui. Roque, ya llevaste a Zulema al hospital para un chequeo, ¿verdad?“.

Roque apretó los labios, sin decir una palabra

“¿Qué pasa, no hablas? Si no está embarazada, no se desanimen, sigan intentando. Si lo está, dimelo ahora, no me dejes con la incertidumbre a mi edad Vamos, Zulema, dimelo tú

Ella solos bajó la mirada en silencio.

Justo en ese momento, una brisa suave se levantó y la hoja de los resultados del análisis que hablan caldo al lado del coche, también comenzó a volar con el viento.

2/2

Read La Fuga de su Esposa Prisionera

Read La Fuga de su Esposa Prisionera

Score 9.9
Status: Ongoing Type: Author: , Artist: , Released: 12/22/2023 Native Language: Spanish
"La Fuga de su Esposa Prisionera" is a novel that explores the suspenseful escape of a husband's incarcerated wife. Filled with intrigue, the story unfolds as the protagonist navigates challenges to liberate his spouse. The narrative weaves a tale of love, resilience, and determination against the backdrop of imprisonment and freedom.

Synopsis: Read La Fuga de su Esposa Prisionera

Zulema, tu familia Velasco me debe, y tú serás quien pague la deuda.” Roque Malavé, lleno de rencor por la muerte de su padre, envía a Zulema Velasco a un hospital psiquiátrico y la humilla de todas las formas posibles. Dos años después, Roque se casa con ella, diciéndole: “No te hagas ilusiones, sólo estás redimiendo la deuda de otra manera.” Roque la odia y sólo le permite maltratarla. Mientras soporta el tormento y la humillación, Zulema busca la verdad y lucha por la inocencia de su padre, quien fue injustamente encarcelado. Finalmente, Zulema le arroja las pruebas a la cara de Roque: “Nunca te debí nada.” Después de eso, Roque se ve desgastado en una sola noche. Día y noche susurra desesperadamente: “Zule, no me dejes. Si no, lo que verás será mis cen.
Read La Fuga de su Esposa Prisionera Description of Novels” Read La Fuga de su Esposa Prisionera
Details
Book Name  Read La Fuga de su Esposa Prisionera

Character Name Generator

Zulema, tu familia

Book About

Zulema, tu familia Velasco me debe, y tú serás quien pague la deuda.” Roque Malavé, lleno de rencor por la muerte de su padre
Genre: Romance Love, Romance, Hot Romance, Billionaire, Fav, CEO
Language: status English : Ongoing 
Where to read:  Megahots.com
 

Read Free La Fuga de su Esposa Prisionera

En un hospital psiquiátrico. En el patio trasero, sucio y desordenado, Zulema Velasco estaba mirando fijamente unos huesos frente a un perro callejero, hacía tres dias que no comía nada, y si seguia asi, moriría de hambre, para sobrevivir, tuvo que arrebatarle la comida al perro. Hacia dos años atrás, Roque Malavé la había abandonado allí, lo que más pensaba ella cada dia era como seguir adelante, la familia Malavé era la más poderosa de Orilla, y Roque era el heredero, el hombre más influyente de la ciudad, su palabra era ley.  

Read La Fuga de su Esposa Prisionera

 

Conclusion/Summer

  "La Fuga de su Esposa Prisionera" is a gripping novel that delves into the intricacies of love, loyalty, and resilience. The narrative unfolds as the protagonist, faced with the imprisonment of his wife, embarks on a daring escape mission to reunite with his beloved. The author skillfully weaves a tale of suspense and emotion, keeping readers on the edge of their seats throughout the journey. The characters are well-developed, their motivations and struggles adding depth to the storyline. The novel explores themes of sacrifice, determination, and the enduring power of love in the face of adversity. The pacing is dynamic, with twists and turns that maintain the reader's engagement. "La Fuga de su Esposa Prisionera" is a compelling work that combines elements of romance, drama, and suspense, making it a must-read for those seeking a captivating and heartfelt literary experience.

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset