La Fuga de su Esposa Prisionera Capítulo 48

La Fuga de su Esposa Prisionera Capítulo 48

Capítulo 48 

Eloy soltó una tosca carcajada: “Ejem, por favor. ¿Que yo estoy enamorado de ella? ¡Madre mial Si es igualita a una fiera, ¡ni en bromal“.

Justo en ese momento, Sania entró empujando la puerta“¿Quién es la fiera, eh?“.

Eloy se quedó sin palabras de inmediato.

“¿De quién están hablando?”, Sania preguntó con una curiosidad teñida de sospecha. “¿Acaso están chismeando sin

mi?”

Zulema trataba de contener la risa en todo momento.

“No, no, de ninguna manera, Eloy movió las manos en señal de negación. “Nuestra gran diseñadora creia que le habian pagado de más y vino a ver qué pasaba“.

“Ah, claro, Zulema, ya que te pagaron, debes invitamos a almorzar!“.

Ella asintió con la cabeza: “Claro, invito yo. ¿Qué les apetece para el almuerzo?“.

Eloy había sido un gran benefactor en su carrera, Sania, su mejor amiga. Sin su ayuda y apoyo, ella no habría podido dedicarse a lo que realmente le gustaba y en lo que era buena.

“Ah, pues tendré que aprovechar para sacarte un buen provecho“, le dijo Sania con una sonrisa maliciosa. “¡Quiero comida mexicana, de esas taquerias gourmet donde te gastas un buen dinero!“.

Zulema aceptó su propuesta. Pero en realidad, Sania solo estaba bromeando, y después de disfrutar de la comida, cuando se dispuso a pagar, le informaron que la cuenta ya habia sido cancelada. Asi eran los verdaderos amigos, ella se sintió reconfortada por dentro.

Después del almuerzo, volvió a la oficina y se dirigió al despacho del presidente.

“Saul“, pregunto. “¿Está el Sr. Malave?

“El Sr. Malavé debería estar descansando, señora. ¿Quiere entrar?

“No quiero molestarlo“, dijo ella.

Saúl añadió: “Solo es una suposición; el sueño del Sr. Malavé siempre ha sido inquieto. Si es una urgencia, puede entrar y hablar con él“.

Tras pensarlo un momento, Zulema empujó suavemente la puerta y entró. Roque estaba sentado en el sofá, con la cabeza reclinada hacia atrás y los ojos cerrados, descansando, al lado de su mano, había una bolsita de hierbas aromáticas, ella se acercó de puntillas y, con cuidado, le colocó una manta sobre el cuerpo y cuando levantó la vista, se encontró con los ojos profundos de Roque.

“Ya, ya despertaste“, le dijo Zulema sorprendida, retirando rápidamente la mano.

Roque la miró friamente y lanzó la manta a un lado: “Zulema, si ya me odias tanto, ¡no tienes que fingir cuidarme y fingir que te preocupas por mil“.

“No te confundas, no es que me importes. Solo no quiero que te enfermes y me hagas la vida imposible con tu mal humor“, le respondió Zulema.

“¿Qué vienes a hacer aqul? ¿Quién te dejó entrar?“, le preguntó con el ceño fruncido.

“¡Entré por mi cuenta!“, ella se apresuró a explicarle para no meter en problemas a Saúl.

Roque la observaba fijamente.

“He venido a devolverte dinero, la última vez te pedi prestado y prometi devolvertelos“.

Él entrecerró los ojos: “¿De dónde sacaste ese dinero?“.

“Hoy me pagaron, te doy la mitad. Te devuelvo esto y el resto el mes que viene“.

“Devuélvelo todo junto o no devuelvas nada“.

Zulema mordió su labio inferior: “Entonces te devolveré todo el mes que viene“.

“Vete“, le dijo Roque tocándose la frente. “La próxima vez que interrumpas mi siesta, te echaré fuera yo mismo“.

Zulema se apresuró a salir, y antes de irse, echó un último vistazo al sofá y notó que la bolsita de hierbas estaba desgastada y vieja. Era obvio que él la estaba usando a menudo, por lo que decidió hacerle una nueva

Compró los ingredientes frescos y con la bolsita nueva en mano, regresó a su oficina. La puerta estaba entreabierta se olan voces en el interior.

“Sr. Malavé“, se escuchó la voz de Saúl, “Acaban de llamar del sanatorio. Dicen que, aunque la condición de Edelmira se ha estabilizado, el tratamiento es complicado“.

“¿Pero no se había recuperado ya?“.

“Si, pero ahora necesita medicamentos bastante caros“.

Roque levantó una ceja: “¿Caros?“. En su vocabulario, esa palabra apenas existia, todo lo que él deseaba, casi siempre podia permitirselo.

“Claro, es un medicamento especial para personas que acaban de despertar del coma, cuesta cincuenta mil por pastilla“, le informaba Saúl sobre la situación. “Se toma una al mes y se tiene que seguir el tratamiento por cinco años para lograr un buen efecto terapéutico“.

Roque frunció el ceño. De repente, una voz clara resonó: “Esa medicina, mi madre tiene que tomarla!”

Zulema habla irrumpido en la sala. En su mano aún sujetaba una bolsita aromática, mirando con esperanza y cautela, esa costosa medicina especial era inalcanzable para ella, pero Roque podía hacerlo posible. Tras una mirada a la bolsita aromática que ella sostenía, el color de los ojos de Roque destelló por un momento. Sin embargo, su respuesta fue implacable: “Te doy la oportunidad de cumplir con tu deber filial, Zulema. Puedes ir ahora mismo al hospital a pagar y obtener la medicina para tu madre“. Cincuenta mil por pastilla, una vez al mes, eso era demasiado para ella.

“¿Qué pasa, te quedaste muda?“, le dijo Roque con indiferencia. “Si no puedes, entonces no la tomes“. Diciendo eso, hizo un gesto con la mano para que Saul se fuera, este asintió y salió, cerrando la puerta detrás de él.

La cara de Zulema se puso roja de la frustración: “No tengo suficiente dinero“.

“Si no tienes, no lo hagas“.

“Pero…”

“Fuera!“.

Zulema reunió coraje y preguntó: “¿Qué necesitas para que estés dispuesto a pagar por la medicina?“. No tenia otra opción que negociar con él. Aunque sabia que la esperanza era minima, pero tenía que intentarlo. Con delicadeza, colocó la bolsita aromática sobre su escritorio: “Esta te la hice de nuevo, especialmente para ti.

Roque se recostó en su silla, cruzó sus piemas y su mirada se posó en el vientre de ella, esta se sobresaltó, y escuchó su voz fría: “Si quieres que pague esa medicina, está bien. Zulema, ve ahora mismo al hospital y hazte un aborto, luego ordenaré que den la medicina a tu madre“.

Las pupilas de Zulema se contrajeron. ¡Qué corazón tan duro tenía él, planteándole tal dilema! Por un lado, estaba su madre, por el otro su hijo, ambos eran sus seres más queridos. Abandonar a uno para salvar al otro la dejaria con remordimientos de por vida.

“¿No puedes? ¿Quieres al niño?“, él se burlo: “Entonces no solves a tu madre“.

“No…”

“Tómate tu tiempo para pensarlo, te doy tiempo“. Roque levantó ligeramente la barbilla.

Ella apretó y soltó sus manos, se dio la vuelta y camino lentamente hacia la salida como un alma en pena. La voz de él sono detrás de ella: “Después del aborto, ve y diles a los abuelos que fue un accidente, que te calste y perdiste al bebé“. Zulema sabored el sabor metálico de la sangre en su boca, su cuerpo estaba enturecido, su corazón desgarrado. Caminaba sin rumbo fijo, saliendo de Grupo Malavé, atravesando la multitud con una mirada vacía y desoladaHasta que alguien se puso en su camino, bloqueándole el paso: “Zulema“.

Ella levantó la vista, todavia en estado de shock

“¿Qué pasó?“, le preguntó Facundopreocupado. “Te he llamado varias veces y no respondias“.

“Facundo eres tú

“Si, soy yo“.

En los ojos de Zulema se encendió una chispa de esperanza: “¿Puedes prestarme dinero?“,

ti =

Temerosa de que este se negara, se apresuró a decir: “No mucho, solo, solo cuarenta mil. Te lo devolveré, de verdad. encontraré la manera de pagarte“.

“Por supuesto que si, te lo transfiero de inmediato, no hace falta que me devuelvas nada“, le dijo Facundo.

 

Read La Fuga de su Esposa Prisionera

Read La Fuga de su Esposa Prisionera

Score 9.9
Status: Ongoing Type: Author: , Artist: , Released: 12/22/2023 Native Language: Spanish
"La Fuga de su Esposa Prisionera" is a novel that explores the suspenseful escape of a husband's incarcerated wife. Filled with intrigue, the story unfolds as the protagonist navigates challenges to liberate his spouse. The narrative weaves a tale of love, resilience, and determination against the backdrop of imprisonment and freedom.

Synopsis: Read La Fuga de su Esposa Prisionera

Zulema, tu familia Velasco me debe, y tú serás quien pague la deuda.” Roque Malavé, lleno de rencor por la muerte de su padre, envía a Zulema Velasco a un hospital psiquiátrico y la humilla de todas las formas posibles. Dos años después, Roque se casa con ella, diciéndole: “No te hagas ilusiones, sólo estás redimiendo la deuda de otra manera.” Roque la odia y sólo le permite maltratarla. Mientras soporta el tormento y la humillación, Zulema busca la verdad y lucha por la inocencia de su padre, quien fue injustamente encarcelado. Finalmente, Zulema le arroja las pruebas a la cara de Roque: “Nunca te debí nada.” Después de eso, Roque se ve desgastado en una sola noche. Día y noche susurra desesperadamente: “Zule, no me dejes. Si no, lo que verás será mis cen.
Read La Fuga de su Esposa Prisionera Description of Novels” Read La Fuga de su Esposa Prisionera
Details
Book Name  Read La Fuga de su Esposa Prisionera

Character Name Generator

Zulema, tu familia

Book About

Zulema, tu familia Velasco me debe, y tú serás quien pague la deuda.” Roque Malavé, lleno de rencor por la muerte de su padre
Genre: Romance Love, Romance, Hot Romance, Billionaire, Fav, CEO
Language: status English : Ongoing 
Where to read:  Megahots.com
 

Read Free La Fuga de su Esposa Prisionera

En un hospital psiquiátrico. En el patio trasero, sucio y desordenado, Zulema Velasco estaba mirando fijamente unos huesos frente a un perro callejero, hacía tres dias que no comía nada, y si seguia asi, moriría de hambre, para sobrevivir, tuvo que arrebatarle la comida al perro. Hacia dos años atrás, Roque Malavé la había abandonado allí, lo que más pensaba ella cada dia era como seguir adelante, la familia Malavé era la más poderosa de Orilla, y Roque era el heredero, el hombre más influyente de la ciudad, su palabra era ley.  

Read La Fuga de su Esposa Prisionera

 

Conclusion/Summer

  "La Fuga de su Esposa Prisionera" is a gripping novel that delves into the intricacies of love, loyalty, and resilience. The narrative unfolds as the protagonist, faced with the imprisonment of his wife, embarks on a daring escape mission to reunite with his beloved. The author skillfully weaves a tale of suspense and emotion, keeping readers on the edge of their seats throughout the journey. The characters are well-developed, their motivations and struggles adding depth to the storyline. The novel explores themes of sacrifice, determination, and the enduring power of love in the face of adversity. The pacing is dynamic, with twists and turns that maintain the reader's engagement. "La Fuga de su Esposa Prisionera" is a compelling work that combines elements of romance, drama, and suspense, making it a must-read for those seeking a captivating and heartfelt literary experience.

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset