La Fuga de su Esposa Prisionera Capítulo 66

La Fuga de su Esposa Prisionera Capítulo 66

“Él no se cambió su ropa húmeda, la secó en su cuerpo utilizando su propio calor. ¿Se imagina? Después de semejante paliza, ¿cómo iba a aguantar su cuerpo? El Señor Malavé volvió a casa temprano en la mañana y ya estaba tosiendo. Estos últimos días ha tomado medicina y está un poco mejor, pero sigue tosiendo. Y encima, la empresa tiene tantas cosas pendientes esperándolo, su cuerpo debe ser muy fuerte“!

Después de escuchar, Zulema tardó mucho en parpadear lentamente. ¿Qué estaría pensando Roque? Ella se dio cuenta de que cada vez entendía menos de él. La persona que quería su muerte era él, pero también era él quien quería que ella viviera. Quizás, él disfrutaba de esa sensación de control; la vida y la muerte de ella, o cualquier otra cosa, solo él podía decidirla. Ella no podía decidir por sí misma.

“Entendido“. Zulema bajó la mirada: “Poncho, voy a salir“.

“Como usted diga, señora“.

Zulema tenía la mente revuelta y, mirando por la ventana del coche las imágenes que pasaban fugazmente, intentó recordar con esfuerzo lo que había pasado la noche que saltó al lago. No sabía nadar y también estaba decidida a morir; el agua del lago era hefada y la penetraba hasta los huesos, rápidamente comenzó a hundirse. El agua inundó y llenó sus pulmones por completo, su conciencia se desvanecía lentamente, y entonces, unas manos la sostuvieron, sus labios también fueron sellados.

En aquel instante, quiso abrir los ojos para ver quién era, pero ya no tenía fuerzas; en ese momento al pensar en ello, resultó que era Roque. Él la había presionado y torturado cruelmente, y luego la había salvado sin importarle su propia vida. Los hombres, realmente eran criaturas llenas de contradicciones.

Dejando de lado sus pensamientos distantes, Zulema abrió la puerta y entró en la habitación del hospital.

“Mamá“, dijo con una sonrisa. “Vine a visitarte“.

Edelmira estaba sentada en una silla de ruedas, intentando hacer ejercicios de rehabilitación. Una persona en estado vegetativo que había estado acostada por mucho tiempo, se le habían deteriorado todas sus funciones corporales y necesitarían tiempo para recuperarse; miró a su hija con cariño: “Niña, has venido, siéntate“.

“He estado ocupada con el trabajo estos días, por eso no he venido a verte mucho“, Zulema se agachó al lado de ella. “Pero siempre estoy pensando en ti“. Apoyó su cabeza en las piernas de su madre, como cuando era niña. ¡Qué bueno era tener una mamá!

‘Bebé, esta es tu abuelita, ¿la ves?‘, Zulema decía en silencio en su corazón.

“Yo también pienso en ti todos los días, solo que este cuerpo mío“, Edelmira suspiró. “Ya no sirve, soy una carga para ti y cuesta mucho dinero mantenerme“.

“El dinero no es problema, mamá“.

“No me engañes, un cuarto de hospital como este, con este ambiente, debe costar miles al día“.

Zulema negó con la cabeza: “Arturo es amigo de Facundo, por eso hay descuento. Así que no te preocupes“. “Todos los días tomando medicina y recibiendo sueros, y aun así no mejoro mucho“. Las medicinas efectivas valían cinco mil cada una, y Roque no permitía que las tomara. Pero Edelmira aún seguía tomando los medicamentos comunes, solo que los resultados eran ciertamente promedio. Bien se decía que lo barato salía

caro.

“Mamá, el que hayas despertado ya es un regalo extra del cielo“. Zulema levantó la cabeza: “Déjame a mí las preocupaciones. Tú me criaste, ahora me toca cuidarte en la vejez“.

Los dedos de Edelmira acariciaban su suave cabello lacio. Aunque no hiciera nada, solo estar con su madre ya era hermoso para Zulema, era una lástima que los buenos momentos siempre fueran breves. Antes de irse, estuvo a punto de llorar, conteniéndose: “Mamá, cuídate mucho. Te prometo que te haré ver a papá“.

“Eso es lo que más deseo en la vida, que nuestra familia pueda reunirse algún día“.

“Así será, habrá ese día“. Madre e hija se despidieron con gran tristeza.

Al cerrar la puerta, Zulema secó sus lágrimas. Mientras que Edelmira, dentro de la habitación, también se limpiaba las lágrimas.

Los pasos se alejaban y el pasillo volvía a la tranquilidad. Edelmira se preparaba para continuar con sus ejercicios de rehabilitación cuando de repente la puerta se abrió un poco, y una figura se coló adentro.

“¡¿Quién es?!“, levantó la vista hacia la joven que estaba frente a ella. “¿Quién eres?“.

Reyna sonrió ligeramente: “Soy una buena amiga de tu hija“.

“¿Amiga de Zulema?“.

“Sí, me llamo Reyna Navarro“.

Edelmira se relajó poco a poco: “Ah, holaseñorita Navarro. ¿Viniste a buscar a Zulema? Ella acaba de irse“.

“No, vine a verte a ti“. Contestó Reyna: “Hay cosas que Zulema no te dijo y quiero que conozcas la verdad“. Había un brillo malicioso en sus ojos.

Zulema realmente se preocupaba por su madre, ¿verdad? Realmente anhelaba el cariño familiar, ¿verdad? ¡Entonces ella misma lo destruiría! ¡Cuanto menos feliz fuera Zulema, más feliz sería ella!

“¿La verdad?“. El corazón de Edelmira dio un vuelco: “Dime“.

Reyna suspiró: “La verdad es que todo lo que Zulema te dijo eran mentiras, te engañó a propósito“.

“¿Todo?“.

“Sí“. Reyna asintió con certeza: “Eso de que ella y Facundo están juntos, que ha triunfado en su carrera, que tus gastos hospitalarios no son tan altos, todo eso, ¡son mentiras!“.

Edelmira se estremeció: “No, eso no puede ser“.

“Si no quieres creerme, no hay nada que pueda hacer. Me voy entonces, no hablaré más sobre cómo vive realmente Zulema. Parece que no quieres saberlo“. Diciendo eso, Reyna se giró intencionalmente para salir.

“¡Espera!“. Edelmira la llamó rápidamente: “¿Cómo está Zulema realmente ahora? ¿Cuál es su verdadera situación?“.

¿Qué padre no se preocupaba por su hijo? Además, Edelmira conocía la situación de la familia Velasco, era escéptica sobre las palabras de Zulema, pero no podía verificar si eran ciertas o no.

“Ella de hecho se casó, y le fue bastante bien, se convirtió en una rica dama sin preocupaciones económicas“, Reyna comenzó a exagerar un poco. “De hecho, muchos la envidian“.

Edelmira preguntó: “¿Con quién se casó?“.

“Con Roque Malavé“.

El aire pareció congelarse, Edelmira preguntó incrédula: “¿Roque? ¿Se casó con Roque? ¿El hijo de Justino Malavé?“.

“Si“. Reyna asintió: “Qué suerte tiene, ¿no? A pesar de ser enemigos, terminaron siendo familia. Tu hija ha logrado mucho, ¿no te parece?“.

“No, no, algo está mal aquí, eso no puede ser“. Edelmira murmuraba sin parar, pálida. La familia Malavé odiaba tanto a la familia Velasco, ¿cómo podrían de repente estar unidos por un matrimonio?

Edelmira tomó la manga de Reyna: “Señorita Navarro, por favor dime, ¿cómo está realmente Zulema? ¿Está viviendo en la miseria?“.

“¿Qué crees? Si realmente estuviera bien, ¿por qué mentirte diciendo que está con Facundo?“.

Los labios de Edelmira temblaban sin cesar.

Capio 66

“Ahora está viviendo una vida miserable, sin un ápice de dignidad“. Reyna sonrió: “Ah, y no sabes, ¿verdad? En estos dos años que has estado como un vegetal, ella ha estado en un psiquiátrico. Ya sabes, ese lugar devora a las personas sin dejar rastro“.

“¿En un psiquiátrico?“.

“Si Roque la metió alli, solo para torturarla. Luego, supongo que se aburrió de eso y la sacó para tenerla bajo su vista, a su entera disposición“.

Capitulo 67

2-

Read La Fuga de su Esposa Prisionera

Read La Fuga de su Esposa Prisionera

Score 9.9
Status: Ongoing Type: Author: , Artist: , Released: 12/22/2023 Native Language: Spanish
"La Fuga de su Esposa Prisionera" is a novel that explores the suspenseful escape of a husband's incarcerated wife. Filled with intrigue, the story unfolds as the protagonist navigates challenges to liberate his spouse. The narrative weaves a tale of love, resilience, and determination against the backdrop of imprisonment and freedom.

Synopsis: Read La Fuga de su Esposa Prisionera

Zulema, tu familia Velasco me debe, y tú serás quien pague la deuda.” Roque Malavé, lleno de rencor por la muerte de su padre, envía a Zulema Velasco a un hospital psiquiátrico y la humilla de todas las formas posibles. Dos años después, Roque se casa con ella, diciéndole: “No te hagas ilusiones, sólo estás redimiendo la deuda de otra manera.” Roque la odia y sólo le permite maltratarla. Mientras soporta el tormento y la humillación, Zulema busca la verdad y lucha por la inocencia de su padre, quien fue injustamente encarcelado. Finalmente, Zulema le arroja las pruebas a la cara de Roque: “Nunca te debí nada.” Después de eso, Roque se ve desgastado en una sola noche. Día y noche susurra desesperadamente: “Zule, no me dejes. Si no, lo que verás será mis cen.
Read La Fuga de su Esposa Prisionera Description of Novels” Read La Fuga de su Esposa Prisionera
Details
Book Name  Read La Fuga de su Esposa Prisionera

Character Name Generator

Zulema, tu familia

Book About

Zulema, tu familia Velasco me debe, y tú serás quien pague la deuda.” Roque Malavé, lleno de rencor por la muerte de su padre
Genre: Romance Love, Romance, Hot Romance, Billionaire, Fav, CEO
Language: status English : Ongoing 
Where to read:  Megahots.com
 

Read Free La Fuga de su Esposa Prisionera

En un hospital psiquiátrico. En el patio trasero, sucio y desordenado, Zulema Velasco estaba mirando fijamente unos huesos frente a un perro callejero, hacía tres dias que no comía nada, y si seguia asi, moriría de hambre, para sobrevivir, tuvo que arrebatarle la comida al perro. Hacia dos años atrás, Roque Malavé la había abandonado allí, lo que más pensaba ella cada dia era como seguir adelante, la familia Malavé era la más poderosa de Orilla, y Roque era el heredero, el hombre más influyente de la ciudad, su palabra era ley.  

Read La Fuga de su Esposa Prisionera

 

Conclusion/Summer

  "La Fuga de su Esposa Prisionera" is a gripping novel that delves into the intricacies of love, loyalty, and resilience. The narrative unfolds as the protagonist, faced with the imprisonment of his wife, embarks on a daring escape mission to reunite with his beloved. The author skillfully weaves a tale of suspense and emotion, keeping readers on the edge of their seats throughout the journey. The characters are well-developed, their motivations and struggles adding depth to the storyline. The novel explores themes of sacrifice, determination, and the enduring power of love in the face of adversity. The pacing is dynamic, with twists and turns that maintain the reader's engagement. "La Fuga de su Esposa Prisionera" is a compelling work that combines elements of romance, drama, and suspense, making it a must-read for those seeking a captivating and heartfelt literary experience.

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset