La Fuga de su Esposa Prisionera Capítulo 80

La Fuga de su Esposa Prisionera Capítulo 80

Capítulo 80 

Arturo había arreglado que Reyna se quedara en una habitación del hospital y luego se fue a buscar a sus contactos para conseguir unos resultados de pruebas de embarazo falsificados.

Mientras tanto, Sania se deslizaba en el departamento de diagnóstico del hospital.

Aprovechando el cambio de turno, Sania se agachó y entre varios tubos de ensayo encontró el que llevaba el nombre de Zulema.

Rápidamente lo guardó en su bolsillo y colocó un tubo de ensayo nuevo en su lugar.

¡Misión cumplida!

“Esto fue demasiado fácil“, murmuró Sania para sí misma, “Zulema estaba tan preocupada por nada. Ella es demasiado directa, demasiado honesta. Para lidiar con esta gente baja, ¡hay que jugar con sus mismas artimañas!”

Salió, no miró a nadie afuera de la puerta, salió corriendo y caminó hacia el pasillo.

¡Todo había salido sospechosamente bien!

“¿Y bien? ¿Lo conseguiste?” Zulema preguntaba desde el interior del auto con una mirada llena de expectativa. Sania sacó el tubo de ensayo y lo agitó: “¡Por supuesto!”

“¡Eres increíble!”

“¡Bah, era una tontería! Ahora, sin esto, a ver cómo Joana va a hacer el análisis.” Sania rompió el tubo con sus manos y lo arrojó con desparpajo al basurero. “¡Vamos! Vayamos a comer algo, no quiero que mi ahijado pase hambre.”

Zulema la abrazó emocionada.

-El auto se alejó…

Detrás de una luz callejera, Joana, que se había estado escondiendo, emergió.

“Jaja, sabía que ibas a hacer esto“, dijo con orgullo, “¡Qué lástima, ya estaba prevenida! Si tienes tanto miedo a que se haga el análisis, eso solo demuestra que este niño tiene un origen dudoso. ¡No es de Roque!”

Joana abrió su mano y mostró el verdadero tubo de ensayo necesario para el análisis, ¡todavía estaba allí!

“Hum, no puedo esperar a que salgan los resultados, ¡será un espectáculo imperdible!”

Villa Aurora.

En el balcón al aire libre, la luz era brillante.

Roque todavía estaba hablando de trabajo con Eloy.

Y Eloy ya había bostezado incontables veces.

Pero como buenos amigos de muchos años, Eloy conocía muy bien la personalidad de Roque.

No había tal cosa como adictos al trabajo que no querían descansar, solo hombres orgullosos y enamorados que no querían admitirlo. ¡Rocky!

Así que… Eloy no se atrevía a provocarlo en ese momento.

¡Un hombre frustrado puede ser muy temible cuando se enoja!

“Está bien, está bien, eso es todo“, asintió Eloy, “¡Sí, todo será como tú dices! ¡Hecho!”

Roque frunció el ceño: “¿No tienes ninguna objeción?”

1/3

“Ninguna, ninguna, jel Sr. Malavé es sabio y astuto…!”

Con un “paf“, Roque dejó caer los documentos sobre la mesa con fuerza.

“¿Qué hora es?” preguntó.

“Ya pasó de las diez.”

Roque echó un vistazo a la puerta principal. Estaba oscuro y no había nadie.

“Si extrañas a tu esposa, llámala. Eran un matrimonio legal“, bromeó Eloy, “no es necesario que te escondas.”

Por primera vez, Roque no lo contradecía, sino que permanecía en silencio, presionando el centro de su frente.

Después de un rato, habló en voz baja: “¿Qué derecho tiene… Zulema?”

“Ella es tu esposa, hombre.”

La mirada de Roque se volvió fría.

“La elegiste tú mismo“, Eloy le recordó con los prazos abiertos, “te advertí que no jugaras con los sentimientos, que es algo que se te puede ir de las manos. ¡Pero no me hiciste caso! ¿Ahora te das cuenta que estás enamorado de Zulema?”

No era la primera vez que Eloy decía algo así.

Pero… Roque todavía se negaba a admitirlo.

“Imposible“, dijo con los labios apretados, “si tengo que hablar de amor… solo puede ser ella la que me ama.”

“Para mí, no parece que te ame“, Eloy mencionaba lo obvio, “Zulema no se ha emborrachado por ti en la madrugada varias veces, ay.”

Roque, tocado en su orgullo, estaba tan furioso que quería volcar la mesa.

Eloy, disfrutando del drama, sacó su teléfono: “¿Quieres probar si te ama o no?”

Roque no dijo nada.

“Bueno“, Eloy fingió guardar el teléfono, “olvida que dije algo.”

Roque le dio una patada por debajo de la mesa: “¿Cómo lo probamos?”

“Llama a su teléfono y lo sabrás.” Eloy levantó una ceja, “Shh, escucha.”

Eloy marcó rápidamente el número de Zulema.

Pronto, ella atendió, su voz suave y llena de ternura: “Hola, Sr. Baylón…”

La expresión de Roque se tornó de inmediato en un gesto de disgusto.

¿Acaso siempre hablaba con los demás con esa suavidad?

“Sí, soy yo. ¿Dónde estás ahora?”

“Estoy con Sania, comiendo una cena tarde. Ya voy para la casa.”

Eloy reprimía una sonrisa mientras decía con seriedad: “Ajá. Pasa que tu esposo se emborrachó aquí conmigo, ¿te sería posible venir a recogerlo?”

“¿Otra vez borracho eh?” Zulema pensó por un momento. “Sr. Baylón, de hecho… no hay problema si se queda a dormir en su casa.”

Últimamente, Roque se la pasaba ahogando sus penas en alcohol.

¿Esta

¿Estaría realmente tan agobiado?

Siempre había sido él quien agobiaba a los demás.

Eloy casi se atraganta: “Ah… no es bueno que dos hombres adultos duerman en la misma habitación,

2/3

Capitulo 80

¿verdad?”

“Tienes más de una habitación en tu casa.”

Eloy carraspeó: “Es que, bueno, Rocky tuvo un desvarío por el alcohol y se lastimó, tiene que ir al hospital, jes grave, casi destroza su rostro!”

“Por el tono de voz del Sr. Baylón, no parece tan urgente. No llama a una ambulancia y aún puede hablar por teléfono conmigo, así que no debe ser tan grave.”

“Uff…”

“Además, él tiene a Saúl, tiene guardaespaldas, tiene a Poncho, disponibles las 24 horas.”

Eloy intentaba decir algo más cuando Roque le arrebató el teléfono y colgó.

“Cuando las mujeres se ponen duras, nosotros los hombres no tenemos vela en el entierro,” Eloy le dio una palmada en el hombro, “Cálmate. De todos modos, tu no la amas“.

“¿Quién dice que no a…?”

“¿Eh? ¿Qué dijiste?”

Roque volvió en sí de pronto, ¿qué era eso que casi dice?

¿Que la amaba?

¡Imposible!

“Vete ya.” Roque se puso de pie. “Es tarde.”

Eloy suspiró profundamente: “Usar y tirarun verdadero casanova…”

Antes de que los papeles de Roque le golpearan, se alejó rápidamente.

-Después de colgar el teléfono, Zulema se quedó pensando… ¿debería preguntar por la lesión de Roque?

No quería ser entrometida.

Él no la necesitaba.

Cuando Zulema llegó a casa ya era pasada la medianoche.

Con mucho cuidado abrió la puerta del dormitorio e ingresó de puntillas, temerosa de despertar a Roque.

No se atrevió a encender la luz y entró en la oscuridad.

No había avanzado, cuando ya chocó contra un pecho y soltó un grito agudo: “¡Ahhh!”

“¿Así que decidiste volver?” La voz baja de Roque resonó.

“Yo… no quería volver, me dejarías ir? Te prometo que nunca más aparecería ante ti.”

Apenas Zulema terminó de hablar, Roque encendió la luz con un “clic“.

La repentina luminosidad la hizo levantar la mano para cubrirse los ojos.

Había ido con Sania a comer asado, y llevaba ese aroma consigo. Roque soltó una risa fría: “¿Te divertiste?”

“Solo fui a cenar con Sania.”

“Deja de andar con ella.”

Zulema torció la boca: “Ella es mi amiga, ¿a qué te refieres con andar?”

Read La Fuga de su Esposa Prisionera

Read La Fuga de su Esposa Prisionera

Score 9.9
Status: Ongoing Type: Author: , Artist: , Released: 12/22/2023 Native Language: Spanish
"La Fuga de su Esposa Prisionera" is a novel that explores the suspenseful escape of a husband's incarcerated wife. Filled with intrigue, the story unfolds as the protagonist navigates challenges to liberate his spouse. The narrative weaves a tale of love, resilience, and determination against the backdrop of imprisonment and freedom.

Synopsis: Read La Fuga de su Esposa Prisionera

Zulema, tu familia Velasco me debe, y tú serás quien pague la deuda.” Roque Malavé, lleno de rencor por la muerte de su padre, envía a Zulema Velasco a un hospital psiquiátrico y la humilla de todas las formas posibles. Dos años después, Roque se casa con ella, diciéndole: “No te hagas ilusiones, sólo estás redimiendo la deuda de otra manera.” Roque la odia y sólo le permite maltratarla. Mientras soporta el tormento y la humillación, Zulema busca la verdad y lucha por la inocencia de su padre, quien fue injustamente encarcelado. Finalmente, Zulema le arroja las pruebas a la cara de Roque: “Nunca te debí nada.” Después de eso, Roque se ve desgastado en una sola noche. Día y noche susurra desesperadamente: “Zule, no me dejes. Si no, lo que verás será mis cen.
Read La Fuga de su Esposa Prisionera Description of Novels” Read La Fuga de su Esposa Prisionera
Details
Book Name  Read La Fuga de su Esposa Prisionera

Character Name Generator

Zulema, tu familia

Book About

Zulema, tu familia Velasco me debe, y tú serás quien pague la deuda.” Roque Malavé, lleno de rencor por la muerte de su padre
Genre: Romance Love, Romance, Hot Romance, Billionaire, Fav, CEO
Language: status English : Ongoing 
Where to read:  Megahots.com
 

Read Free La Fuga de su Esposa Prisionera

En un hospital psiquiátrico. En el patio trasero, sucio y desordenado, Zulema Velasco estaba mirando fijamente unos huesos frente a un perro callejero, hacía tres dias que no comía nada, y si seguia asi, moriría de hambre, para sobrevivir, tuvo que arrebatarle la comida al perro. Hacia dos años atrás, Roque Malavé la había abandonado allí, lo que más pensaba ella cada dia era como seguir adelante, la familia Malavé era la más poderosa de Orilla, y Roque era el heredero, el hombre más influyente de la ciudad, su palabra era ley.  

Read La Fuga de su Esposa Prisionera

 

Conclusion/Summer

  "La Fuga de su Esposa Prisionera" is a gripping novel that delves into the intricacies of love, loyalty, and resilience. The narrative unfolds as the protagonist, faced with the imprisonment of his wife, embarks on a daring escape mission to reunite with his beloved. The author skillfully weaves a tale of suspense and emotion, keeping readers on the edge of their seats throughout the journey. The characters are well-developed, their motivations and struggles adding depth to the storyline. The novel explores themes of sacrifice, determination, and the enduring power of love in the face of adversity. The pacing is dynamic, with twists and turns that maintain the reader's engagement. "La Fuga de su Esposa Prisionera" is a compelling work that combines elements of romance, drama, and suspense, making it a must-read for those seeking a captivating and heartfelt literary experience.

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset